Una cucharada diaria de nutrientes esenciales

Cinco datos sobre el desarrollo del cerebro

 

Nuestro asombroso cerebro depende de una buena alimentación y de la estimulación mental para desarrollarse y funcionar adecuadamente. Por tanto, es recomendable cuidar la alimentación de los más pequeños ya durante el embarazo.

1. 25 años para madurar

El cerebro humano ni siquiera está plenamente desarrollado en el nacimiento. Necesita años de estimulación continua de su entorno para madurar por completo. De hecho, no se considera del todo maduro hasta los 25 años de edad.

2. Los fascinantes 2 años

Durante el segundo año de vida, se produce muy rápidamente el desarrollo del lenguaje. La mayoría de los niños se lanzan a una especie de carrera de «palabras», en la que multiplican su vocabulario en tan solo unos meses. Una condición previa para este desarrollo es el funcionamiento normal del centro del habla en el cerebro, ya que la formación de la voz y el control de su fuerza y tono dependen de una buena interacción entre el cerebro y el oído.

3. Qué ocurre en el cerebro cuando se aprende algo nuevo

El aprendizaje es el proceso de crear nuevas conexiones entre las células del cerebro. Cuando experimentamos o leemos algo, en el cerebro se forma una memoria de ello como resultado de miles de células cerebrales que se conectan entre sí. Cuanto más tarde recordamos esa situación, se reactivan las mismas conexiones entre las neuronas apropiadas.

  • Según explican dos de los principales neurocientíficos noruegos, Edvard y May-Britt Moser, la buena memoria es el resultado de varias rutas hacia la conexión correcta en el cerebro.
  • También existe una interesante conexión con la creatividad. La buena memoria, en el sentido que estamos hablando, desarrolla la capacidad de realizar asociaciones y es la base para la creatividad.
    El hecho de que haya varias rutas hacia las distintas conexiones significa que pueden activarse en nuevos contextos.

Lee también: Cinco consejos para mantener la mente ágil

4. Los ácidos grasos omega-3 son buenos para el cerebro

El consumo del ácido graso DHA por parte de la madre durante el embarazo contribuye al desarrollo normal del cerebro del feto*.

5. Mantener la mente ágil

El médico y neurocientífico Andreas Engvig ha concluido que el entrenamiento diario de la memoria tiene un efecto físico mensurable sobre el cerebro. Él cree que, cuando se ejercita, el cerebro se hace visiblemente más grande, como cualquier otro músculo. Pero para que el entrenamiento surta efecto, debe concebirse como algo placentero.

*El efecto beneficioso se consigue con la ingesta de 200 mg de DH, además de los 250 mg de EPA y DHA que requiere un adulto.



Orkla Health
Todos los derechos reservados | Mollers 2018 Copyright