Los ácidos grasos omega-3 ayudan a mantener una buena salud

Los ácidos grasos omega-3 tienen muchos beneficios: contribuyen al desarrollo normal del organismo y ayudan a mantener una buena salud.

Omega-3 es un término general que se refiere a un grupo de distintos ácidos grasos, algunos de los cuales se ha demostrado que tienen un efecto positivo sobre la salud. Por eso es importante elegir productos que contengan ácidos grasos omega-3 cuyos efectos beneficiosos hayan sido probados, es decir, el ácido docosahexaenoico (DHA) y el ácido eicosapentaenoico (EPA). El EPA y el DHA son ácidos grasos flexibles de cadena larga, cuya presencia es especialmente beneficiosa para el funcionamiento las células, son importantes componentes estructurales de las membranas celulares y les aportan fluidez y flexibilidad. Aportan permeabilidad y activan las enzimas ligadas a la membrana, facilitando que la célula interactúe mejor con su entorno. Dado que los ácidos grasos omega-3 están presentes en prácticamente todas las células del organismo, son esenciales para la salud de todas las personas, sin importar la edad.

Es sabido que el consumo del ácido graso omega-3 DHA por parte de la madre durante el embarazo contribuye al desarrollo de la retina en los recién nacidos. Este proceso es fundamental en aras al grado de nitidez con que el niño percibe el mundo que le rodea. Los estudios han demostrado que existe una relación entre el consumo de ácido graso DHA por parte de la madre y el desarrollo del cerebro y la visión del niño*. Durante la infancia, la vitamina D es esencial para el desarrollo normal del esqueleto del niño, y qué más fácil que darle una cucharada de aceite de hígado de bacalao al día para contribuir a este fascinante proceso de desarrollo.

Los niños más mayores y los adultos también necesitan ácidos grasos DHA y EPA, ya que se trata de componentes básicos que intervienen en el funcionamiento normal del cerebro, el corazón y el sistema inmunitario. El ácido graso DHA también contribuye al mantenimiento de la visión en adultos y ancianos*. Las vitaminas A y D refuerzan el sistema inmunitario, algo especialmente importante en los meses de invierno.

El Aceite de hígado de bacalao noruego Möller’s contiene los ácidos grasos omega-3 DHA y EPA, además de vitaminas A, D y E. Para quienes no son especialmente amantes del aceite de hígado de bacalao —tanto jóvenes como no tan jóvenes— hemos preparado varios productos alternativos en formato de perla o gominolas.

Möller’s – Tradición noruega en omega-3

*El efecto beneficioso se logra con un consumo diario de 250 mg de DHA y EPA + 200 mg de DHA.

** El efecto beneficioso se consigue con un consumo diario de 250 mg de DHA.



Orkla Health
Todos los derechos reservados | Mollers 2018 Copyright