Consejos saludables para un sistema inmunitario fuerte

Cuando los más pequeños empiezan a ir a la guardería, comienza un nuevo capítulo: resfriados, gripe y más gripe. Estas son algunas recomendaciones que pueden ayudarte a cuidar la salud de tus hijos y del resto de la familia

Es de esperar que en el primer año de guardería tu pequeño se ponga enfermo, y puede que muchas veces. La guardería es una incubadora de gérmenes y virus y lo más probable es que los miembros de tu familia también acaben contagiándose. Uno tras otro. Pero esto mejorará. Cada vez que nos contagiamos, nuestro sistema inmunitario produce más anticuerpos y se hace más fuerte y mejor en la lucha contra las enfermedades. El profesor Arne Spurkland, un destacado especialista noruego en el sistema inmunitario, lo explica así en su blog:

«Los bebés al nacimiento todavía no han generado ningún anticuerpo. Antes de nacer recibieron anticuerpos IgG y durante la lactancia reciben anticuerpos IgA, ambos de la madre. Esto protege al pequeño durante los primeros 6 meses de vida, hasta que empieza a fabricar sus propios anticuerpos».

LEE TAMBIÉN: Una cucharada diaria de nutrientes esenciales

Tras sufrir una reacción inmunitaria, algunas de las células que han sido estimuladas por ese proceso permanecerán activas y producirán anticuerpos. Esto significa que la próxima vez que nuestro cuerpo se tope con el mismo microbio, ya tendrá anticuerpos y empezará rápidamente a producir una mayor cantidad de ellos, para detener la infección de manera más eficaz. Se trata del mismo modo en que actúan la mayoría de las vacunas, y el motivo por el que muchas infecciones solo se contraen una vez en la vida.

Es por ello que no deberíamos intentar evitar todas las enfermedades. Al contrario, los niños necesitan ponerse enfermos de vez en cuando para mantenerse sanos en el futuro. Aunque estaremos de acuerdo en que sería magnífico si pudiéramos evitar que enfermaran constantemente.

Cómo reforzar nuestro sistema inmunitario

Entonces, ¿qué podemos hacer para reforzar el sistema inmunitario?

1. Consumir vitamina D

Varios estudios demuestran que la vitamina D contribuye a mantener el funcionamiento normal del sistema inmunitario. Las autoridades sanitarias noruegas recomiendan dar aceite de hígado de bacalao a los niños. De esta forma se garantiza que se cubren sus necesidades de vitamina D.

2. Lavarse las manos de forma divertida

shutterstock_21006121

Para evitar contagios es imprescindible mantener una buena higiene de las manos, si bien puede ser más fácil decirlo que hacerlo en el caso de nuestros pequeños impacientes. El truco está en hacer que lavarse las manos sea divertido.

3. Comer cinco raciones de fruta y verdura al día

Las autoridades sanitarias recomiendan, en niños y adultos, comer cinco raciones de fruta y verdura al día, ya que es una forma fácil de aumentar la ingesta de vitaminas. Las vitaminas A, C, D y muchas del grupo B contribuyen al funcionamiento del sistema inmunitario. Y cuanto más variadas sean las frutas y verduras, mejor.

4. Un poco de suciedad es buena

Recuerda que, como se ha mencionado anteriormente, cada vez que nos contagiamos, el sistema inmunitario produce más anticuerpos y se va fortaleciendo en la lucha contra las enfermedades. Por tanto, los niños deben ensuciarse en el barro, meterse los dedos sucios en la boca y entrar en contacto con animales lo antes posible.



Aceite de hígado de bacalao sabor limón
Ver Producto
Orkla Health
Todos los derechos reservados | Mollers 2018 Copyright